VILLA GRIMALDI

 

 

   
Centros secretos de detención, tortura y exterminio
Los Prisioneros
Testigos de Atrocidad
Análisis por Nelson Caucoto
Momentos Claves del Proceso

 

Centro secreto de detención, tortura y exterminio

La serie de casos caratulada "Villa Grimaldi" incluye las causas relacionadas a los centros de detención y tortura, Londres 38, José Domingo Cañas, Venda Sexy (o La Discoteque) y Villa Grimaldi. El Ministro Juan Guzmán Tapia instruyó el proceso hasta el 14 de octubre de 2002 cuando la Corte Suprema los designó al Ministro Alejandro Solis. El Ministro Guzmán unió las causas por compartir dos elementos. Primero, todos involucran lugares de detención, tortura y exterminio empleados por la DINA en el período 1974 a 1977. Segundo, estos procesos están ligados también porque Villa Grimaldi fue el último lugar donde se vio con vida a las personas de parte de quienes se presentan las querellas.

La condición de lugares "secretos" de detención significaba, por lo general, que no se reconocía oficialmente la detención de las personas allí recluidas. Señala el Informe de la Comisión de Verdad y Reconciliación las carácteristicas compartidas por estos recintos:

"Algunos de los detenidos llevados a estos recintos fueron dejados en libertad, luego de un período de reclusión y tortura. Otros fueron sacados de allí para ser asesinados y, salvo casos de excepción, en los que ha aparecido el cadáver, permanecen como "detenidos desaparecidos." Unos terceros fueron trasladados a recintos donde no se torturaba, pero donde no se podía recibir visitas. Desde allí, o pasaron a recintos donde podían recibir visitas, o fueron puestos en libertad, o bien regresaron a recintos secretos de detención y tortura, terminando algunos por recuperar la libertad y otros por "desaparecer."

Hay que señalar que estos centros de tormento no fueron ningún secreto para la Junta Militar, que les pagaba la luz, agua y todos los demás gastos operativos.

Para los propósitos de este artículo, enfocamos en la Villa Grimaldi, por su importancia como campo de prueba y institucionalización de la DINA.

Ubicación estratégica

Llevados y mantenidos vendados durante su detención, los detenidos intentaban ubicarse por el zumbido de helicópteros y el sonido aviones que sentían. Efectivamente, Villa Grimaldi se situaba cerca del Aeródromo Tobalaba, desde donde desplegaba la gran parte de los helicópteros del Ejército. Un poco más arriba, estaba el Regimiento de Telecomunicaciones, desde donde Pinochet dirigió las operaciones del día del golpe militar. En una zona de Peñalolen, sector sudoriente de Santiago, bastante aislado en esa época, Villa Grimaldi - conocido por la DINA como Cuartel Terranova - tuvo una ubicación estratégicamente importante.

Por lo tanto, en noviembre 1973, este lugar de tertulias intelectuales de izquierda desde los anos 60s, fue tomado por los militares, igual que todos recintos de la DINA que fueron propiedades confiscadas de personas u organizaciones de izquierda. Permaneció como recinto de la DINA hasta fines de 1976. Al disolverse la DINA, lo heredó su sucesor el CNI, para fines administrativos hasta 1986. Luego la propiedad fue traspasada a la familia de Salas Wenzel, el último director de la CNI, desde 1987 hasta 1993 cuando el Fisco de Chile expropie el recinto. Pero antes que el gobierno chileno alcanzara tomar la propiedad, en 1989, militares demolieron las dependencias de Villa Grimaldi en un intento de borrar la memoria del siniestro pasado del lugar que más tiempo sirvió a la DINA como lugar de tortura.

Centro neurálgico de la DINA
Desde 1973 a 1974 sirvió de centro de operaciones de la Brigada de Inteligencia Metropolitana (BIM), el brazo operativo de la Subdirección de la DINA. En Comandancia de la BIM Cuartel Terranova, estaban Pedro Espinoza, como jefe máximo y Marcelo Moren Brito. De esa comandancia dependían las brigadas "Caupolicán" y la "Puren," cada cual se subdividían en varias unidades de 20 o 30 agentes. La Brigada Puren al mando del Mayor de Ejército Raul Iturriaga Neumann fue la estructura de inteligencia, con la tarea de procesar, infiltrar, y traspasar información. La Brigada Caupolicán, al mando de Moren Brito, primero, y de Miguel Krassnoff Marchenko después, subdividido en las unidades Halcón I y Halcón II, fue la estructura operativa y interrogoria.

Regresar al inicio de esta página


Los Prisioneros

Después del Estadio Nacional y el Estadio Chile, Villa Grimaldi fue el recinto de mayor amontonación de prisioneros. Se estima que pasaron por la Villa Grimaldi 5000 mujeres y hombres presos, algunos detenidos por unos días, otros por semanas o hasta meses. Enero y febrero del 1975 marcaron el apogeo, cuando un promedio de 3 personas fueron llevados cada día. Todas personas detenidas en el recinto fueron sometidas a tormentos como rutina cotidiana. De la nómina total de detenidos desaparecidos en el país, 142 fueron vistos por úlitma vez en Villa Grimaldi.

La política de represión ejercida desde Villa Grimaldi reflejó la práctica nacional de la dictadura.

En su primera época, se enfocó en el la dirigencia del MIR.
En ese tiempo, desde 1974 a 1975, algunos de los prisioneros fueron ejecutados, mientras la gran parte fueron trasladados a otros centros de detención, como Tres Alamos, y eventualmente liberados. Entre los muchos detenidos de esa época que no sobrevivieron son los siguientes:

Luis Guajardo Zamorano y Sergio Tormen Méndez, ambos ciclistas y miembros del MIR, fueron detenidos el 20 de julio de 1974 en el taller de bicicletas.

José Ramirez Rosales, quien reemplazó a Guajardo en su equipo del MIR, fue detenido una semana después, el 27 de julio de 1974, en su casa por Osvaldo Romo y Basclay Zapata. Los tres detenidos fueron vistos en Londres 38 y posteriormente en la Villa Grimaldi, desde donde fueron hechos a desaparcer.

Jorge Muller Silva, militante del MIR y camarógrafo de Chile Films, junto a su compañera de trabajo Carmen Cecilia Bueno Cifuentes, fueron detenidos el 29 de noviembre de 1974, un día después del estreno de su primera pelicula. Fueron llevados a Villa Grimaldi y vistos por última vez en Cuatro Alamos.

Jaime Robotham Bravo, estudiante de sociología fue detenido junto a Claudio Thauby Pacheco, ambos miembros del Partido Socialista, el 31 de diciembre de 1974 en la vía pública. Fueron vistos con vida por última vez en Villa Grimaldi en enero de 1975. El 11 de julio de 1974 en una localidad cerca de Buenos Aires, Argentina se encontraron dos cuerpos irreconocibles, uno con el carné de identidad falsificada de Jaime Robotham. Un mes después su nombre figuró entre los nombres de otros 119 chilenos publicados en diarios ficticios de Argentina y Brasil, como parte de la denominada Operación Colombo.

Durante el mes de enero de 1975 fueron detenidos y vistos por última vez con vida en Villa Grimaldi: Agustín Martinez Meza, Patricio Urbina Chamorro, Claudio Contreras Hernández, Miguel Angel Sandoval Rodríguez, Julio Fidel Flores Pérez, José Patricio del Carmen Leon Galvez, Luis Gregorio Muñoz Rodriguez y Juan René Molina Mogollones. Todos ellos fueron militantes del MIR y su desaparición se produjo después de su detención en Villa Grimaldi.

A partir de 1976 los operativos de Villa Grimaldi dirigieron su represión mayoritariamente en contra del Partido Comunista.
Casi toda persona llevada a Villa Grimaldi posterior a 1976 fue asesinada dejando pocos testigos. Así fue el caso de las siguientes personas:

Varias personas, miembros del Comité Central del Partido Comunista detenidos a principios de mayo de 1976 en lo que se conoce como la Operación de Calle Conferencia, fueron vistos por última vez con vida en Villa Grimaldi. Entre ellos son: Mario Zamorano Donoso, Lenin Díaz Silva, Marcelo Concha Bascuñan, Cesar Cerda Cuevas y el subsecretario general del PC Viíctor Díaz Lopez, quien fue visto en La Torre de Villa Grimaldi.

Marta Ugarte Román, miembro del Comité Central del PC detenida el 9 de agosto de 1976, fue vista por varios testigos en La Torre y murió a consecuencia de tortura. Posteriormente, su cádaver, con evidencias de múltiples fracturas, fue encontrado en Los Molles.

En julio de 1976 la represión se dirigió en contra de miembros del PC que se desempeñaban en profesiones relacionados a publicaciones y tipografía. Entre las personas llevadas a Villa Grimaldi y que desaparecieron de ese lugar fueron: Guillermo Martinez Quijon, Oscar Ramos Garrido, Oscar Ramos Vivanco y Juan Aurelio Villarroel Zarate.

Vicente Atencio Cortes, ex parliamentario y miembro del Comité Central del PC, fue detenido el 11 de agosto de 1976 y también recluido en Villa Grimaldi. Sus restos fueron encontrados en 1990 en una fosa clandestina en un predio que pertenecía al Ejército.

Regresar al inicio de esta página


 

Testigos de Atrocidad

Los ex-presos - testigos vivos de la crueldad ejercida en la casa quinta de Villa Grimaldi - y otras personas asociadas con el Parque por la Paz, creado el 10 de diciembre de 1994, contarán esta historia.

Raul Flores, detenido en Villa Grimaldi en diciembre 1975, forma parte de la Comisión Parque por la Paz.
Pisagua corresponde al etapa de instalación de la dictadura. Se busca una forma de represión masiva. Cientos de miles son detenidos de forma indiscriminadmente e arbitraria en Pisagua, Estadio Nacional, Estadio Chile y la dictadura se instala. Villa Grimaldi corresponde a la otra etapa: impedir la reorganización y resurgimiento popular. Impedir los más jovenes dirigentes y militantes de partido que pueden facilitar la reorganización. Por lo tanto es una política más selectiva de represión.

En Pisagua y en la Caravana de la Muerte, participan miembros de las Fuerzas Armadas con sus rangos, grados y consejos de guerra. Las Fuerzas Armadas de Chile empiezan a mostrar su rostro de represores al país. Cómo operan los agentes de la DINA que operan desde Villa Grimaldi? Operan con nombres políticos, chapas. Krassnoff, el Ronco. En la Villa Grimaldi empiezan a ocultarse, como parte de una política más refinada también de ocultamiento de los detenidos y de los cuerpos de los asesinados.

Luis Santibañez, Presidente de la Corporacion Parque por la Paz hasta 2003, fue un de los arquitectos que elaboraron el diseño para el Parque por la Paz.
En Pisagua se comete atrocidades pero en Villa Grimaldi el método es la atrocidad. No es que se cometa eventualmente atrocidades. La tortura es el sistema diario y periódico y con un estudio dentro de la atrocidad. Los que participan en la Villa Grimaldi son torturadores preparados y formados desde la Escuela de las Américas. Hemos ido descubriendo que no era casual ni el método atroz era producto de la ira o de la locura. Lo que más nos ha impresionado es que ellos lo consideran normal. Era bueno lo que hicieron y lo hicieron para la patria.

Hay explicaciones faciles que surgen para producir el olvido, para evitar de enfrentar las cosas. Dicen: esto fue un exceso, o esto fue una locura. O esto fue producto del ambiente de convulsión que se produjo en la Unidad Popular. Por lo tanto los culpables son los que hicieron la convulsión. Es una manera fácil de no enfrentar la verdad. Sabemos que esto no fue producto de excesos, ni de locura. Fue un sistema.

Rodrigo del Villar estuvo detenido en Villa Grimaldi cuatro meses a partir de enero de 1975.
Villa Grimaldi fue un lugar de experimentación. Partieron de una forma muy brutal. Y los tipos fueron aprendiendo. La tortura no era sofisticada. No hay nada sofisticado en hacerte meter la cabeza en una bolsa de plástico. El método era tan básico que cuando llegaron inspectores de la ONU, fue fácil ocultar lo que pasaba allá.

Se ocultaba la identidad de los torturadores y lo principal era que el preso deja de ser persona. Nos dieron a todos números - fui el 83 - y nos llamaron por esos números, no por el nombre. La intención fue sacarle la personalidad de persona. Transformarte en un material fácil de manejar. Creo que formaba parte la política de hacer desaparecer a la gente. Si eres solo un número, más fácil hacerte desaparecer. Sólo desaparecía un número, no una persona. El quitarte la identidad formaba parte de la política de exterminio.

Para una recopilación de historias escritas por ex prisioneros sobre sus compañeros que no lograron sobrevivir Villa Grimaldi, vea www.lashistoriasquepodemoscontar.com

Regresar al inicio de esta página


 

Historia Procesal

Más de 80 querellas han sido presentadas relacionadas a Villa Grimaldi. De estas, aproximadamente 45 fueron presentados de parte de detenidos desaparecidos, 6 ejecutados políticos, y 47 ex presos sobrevivientes. Trece abogados representan las diferentes causas.

Vea "Develando el crímen de tortura," Entrevista con Hiram Villagra

Los procesos caratulados "Villa Grimaldi" están ligados porque el lugar - Villa Grimaldi - fue el último lugar donde se los vio con vida a las personas. Dos hilos conductores más unen estos procesos: 1) Casi todos los querellantes comparten militancia como miembros del MIR; y 2) Los victimarios fueron todos agentes de la DINA, muchos de ellos operarios desde Villa Grimaldi. Además todos las querellas se dirigen contra Augusto Pinochet.

La calidad de ex Miristas de la mayoría de los querellantes se explica por el hecho de que la primera época de Viilla Grimaldi enfocó en el MIR y muchos presos sobrevivieron para dar testimonio. En cambio, en la segunda época, dirigida hacia la dirigencia del Partido Comunista, es más difícil acreditar judicialmente, porque se asesinaron a casi todos llevados a Villa Grimaldi en ese tiempo, dejando pocos testigos.

Nelson Caucoto, abogado en más de 45 casos presentados de parte de detenidos desaparecidos, aclara:
"Es poco sistemático el procedimiento (de la corte). Hay personas que desaparecieron de Villa Grimaldi, sin embargo están en un proceso que se llama "Cóndor." Otros están bajo "Operación Colombo" pero estuvieron en Villa Grimaldi. En un momento se pensó hacer una sistematización de los casos, pero no se ha logrado. Hubiera sido ideal sistematizarlos por cuatro o cinco capítulos - Londres 38, José Domingo Cañas, etc - pero bajo un solo ministro."

El procesamiento que ordenó el Ministro Juan Guzmán de la Corte de Apelaciones en Julio de 2001 fue a petición de Nelson Caucoto por unas 20 víctimas:

"Me di cuenta que ya estaba probado la detención, la participación de la DINA y la desaparición de estas 20 personas. No sacaba nada en acumular información si no se empezaba a apretar.

"Villa Grimaldi es un proceso inmenso con una cantidad enorme de información que fue dispersa a través de estos 20 y tanto años en cientos de procesos. Entonces cambia la visión de todos los hechos cuando aglutinas información y haces una relación y una minuta entre los agentes que estuvieron, de los testigos que estuvieron, y de los desaparecidos que desaparecieron. De ese punto de vista, creo que esta muy bien aspectada esa causa. Aparte que los procesamientos de Juan Guzmán han sido ratificados por la Corte en su gran mayoría."

"En Villa Grimaldi, con el Ministro Alejandro Solís como juez especial, se ha podido comprobar judicialmente lo que no había sido posible, la desaparición de personas, la detención de la mismas, la participación de agentes y sus respectivas identificaciónes, y también la presencia de testigos sobrevivientes. Ha sido todo un acúmulo de información que se ha ido recreando y generandose, que va permitir por lo menos establecer judicialmente que hubo chilenos en este país que fueron secuestrados y hechos a desaparecer. Dios quiera que algún día se pudiera también establecer su paradero, aunque sea esto mucho más difícil. Pero judicialmente se puede condenar a alguien sin encontrar el paradero de la persona. Porque se puede comprobar que la persona estuvo en Villa Grimaldi, y hasta alli llega el delito."

Muchos de las causas por detenidos desaparecidos en Villa Grimaldi las representa Nelson Caucoto desde 1976 cuando inició su trabajo como miembro del Departamento Jurídico de la Vicaría de la Solidaridad. En muchos casos él mismo presentó el recurso de amparo y la primera denuncia en una época en la cual el Poder Judicial no funcionaba. Nelson Caucoto lo resume así:

"Nosotros siempre trabajamos con una sola perspectiva procesal. Tu me preguntes que me motivaba a seguir trabajando por estas causas. Era mantener el proceso abierto en espera de un mejor momento. A lo mejor algunos pensaron que nunca iba llegar, pero yo siempre pensé que iba a llegar ese momento."

Vea La Labor del Abogado

Momentos claves del proceso

15 de abril 2003
En el proceso relacionado a la detención y desaparición el 7 de enero de 1975 del militante del MIR Miguel Angel Sandoval Rodríguez, el Ministro Alejandro Solís Muñoz dictó una sentencia histórica. En la primera sentencia contra efectivos de la DINA en un caso de detenido desaparecido, el ministro condenó a 15 años de presidio al ex jefe de la DINA Manuel Contreras como autor de secuestro. También condenados fueron el ex jefe de Villa Grimaldi Marcelo Moren Brito, a 15 años; Miguel Krassnoff Marchenko a 10 años como autor de secuestro; Fernando Lauriani Maturana a 5 años como cómplice de secuestro y Gerardo Gody García a 5 años, también como cómplice del secuestro.

Es importante destacar que el magistrado se sumó al concepto jurídico de secuestro como delito permanente y no aplicó la ley de amnistía. Sin embargo, Solís rechazó una demanda civil por daño moral interpuesta por la familia de la víctima en contra del fisco.

14 de octubre 2002
Como parte de la redistribución de casos que instruía el Juez Guzmán, el proceso de Villa Grimaldi fue trasladado al Ministro Alejandro Solís Muñoz.

Vea División de la Causa Llevada por el Ministro Juan Guzmán

20 de septiembre 2002
Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago modificó los autos de procesamiento manteniendo sólo la figura de secuestro, y declarando la prescripción con respecto a la asociación ilícita y del homicidio de Humberto Menanteau Aceituno. En cuanto a las causas de los 11 detenidos desaparecidos, los ministros resolvieron no aplicar la cosa juzgada, aunque se había aplicado la ley de amnistía en algunos. Por lo tanto continúa la investigación de estos casos.

26 de julio 2002
Se inició una serie de careos ante la Ministra Gabriela Pérez Paredes donde ex presos que estuvieron detenidos entre 1975 y 1976 enfrentaron a los agentes de la DINA. Los ex detenidos reconocieron a sus captores y describieron las torturas a las cuales habían sido sometidos.

Osvaldo Romo Mena fue el único de los ex agentes de la DINA que reconoció su participación en algunas detenciones pero negó haber ejercido la tortura, el cual indicó fue oficio de Krassnoff, Moren y Zapata. Miguel Krassnoff negó haber servido como agente de la DINA, afirmando haber sido sólo un analista de inteligencia. Fue el único que apeló el procesamiento.


9 de Julio 2001
Las declaraciones de más de 70 ex prisioneros de los centros de detención llevaron al Ministro Juan Guzmán al convencimiento de que: "...la Dirección de Inteligencia Nacional, DINA, mantuvo en Santiago diferentes lugares clandestinos de reclusión, conocidos como los cuarteles de Londres 38, José Domingo Cañas, Venda Sexy, Villa Grimaldi, y Cuatro Alamos. En dichos recintos se infringieron en forma sistemática apremios ilegítimos torturas a los detenidos, se les mantuvo secuestrados y en algunos casos, se cometieron homicidios en contra de los mismos, para posteriormente hacer desaparecer sus cuerpos, los que hasta la fecha no han sido encontrados. "Este organismo, la DINA, era un servicio de inteligencia del gobierno, por lo que tenía una mayor capacidad de acción centralizada, recursos económicos y medios estatales. En la práctica se trató de un organismo secreto que actuó por encima de la ley..."

A la fuerza de estas determinaciones, el Ministro Guzmán dictó auto de procesamiento por los delitos de secuestro y homicidio calificado y asociación ilícita cometidos en contra de 11 detenidos desaparecidos y un ejecutado político. Los procesados son: Juan Manuel Contreras Sepulveda, Miguel Krassnoff Marchenko, Marcelo Moren Brito, Basclay Zapata Reyes y Osvaldo Romo Mena

Regresar al inicio de esta página


 


 

Regresar a la página Enfoque

   

 

 

 

| Portada Principal | English | Español |