Muere el Dictador sin Condena
pero la Batalla Contra la Impunidad Continua

 

 

   

Santiago, 11 de diciembre de 2006╩
La Rama Chilena de la Asociación Americana de Juristas declara:

1. Ha muerto el dictador Augusto Pinochet.
Lamentamos que los crímenes y violaciones a los Derechos Humanos de miles de chilenos continuarán impunes. La tardía justicia no le condenó por ellos, apenas fue sometido a proceso, y en algunas de las querellas incoadas en su contra, fue sobreseído por una falsa demencia dictaminada por peritajes ambiguos y controvertidos.

2. Los familiares de las víctimas de los delitos de desaparición forzada de personas, de los torturados y ejecutados políticos, que demandaron que se hiciera justicia y se condenara al dictador Pinochet como el principal autor y responsable, más allá del dolor que han debido soportar durantes largos años de peregrinar ante los tribunales en demanda de la justicia a que tenían legítimo derecho, deberán seguir esperando a que los que ejecutaron las órdenes del dictador sean alguna vez sancionados. La muerte le salvó antes de ser condenado por sus crímenes. El verdadero autor de estos crímenes de lesa humanidad ha muerto sin ser juzgado.

3. Muchas justificaciones y explicaciones se dieron en los espacios del poder para facilitar la impunidad del dictador. Razones políticas, miopes y vergonzosas, se aunaron para sacarle de Inglaterra y librarlo de la aplicación de la justicia internacional, con la promesa de que en Chile debía y podía ser juzgado. Esta misma política protectora permitió salvarlo de responsabilidad en el caso de la estafa de los pinocheques, y después en el escándalo de pasaportes falsos y cuentas secretas del Banco Riggs.

4. Se perdió la gran oportunidad de saneamiento de la sociedad chilena a través de la justicia que debió condenarle en vida. Sentimos vergčenza como chilenos y abogados que creemos en el respeto del derecho, que luchamos por la igualdad de todos ante la ley, que abogamos porque la justicia actúe en forma rápida y oportuna para que sea verdaderamente justicia sin temores ni genuflexiones ante el poder. Sentimos impotencia porque se ha impuesto la impunidad que es una forma vergonzosa de corrupción y abdicación de los principios. Sentimos verguenza porque el dictador ha muerto y es considerado como un héroe por el Ejército chileno, que está todavía en deuda con el legado de Prats y Schneider. Sentimos infinito dolor por aquellos que dejaron de tener voz, y sus familiares que seguirán clamando por verdad, justicia y reparación.

5. La Asociación Americana de Juristas, Rama Chilena, institución comprometida con los valores del respeto a los Derechos Humanos y su defensa, llama a los jueces y magistrados del Poder Judicial a reflexionar sobre su responsabilidad de hacer justicia y proseguir con celeridad en la investigación de las querellas pendientes, para que por lo menos sean de una vez condenados los cómplices y encubridores de los crímenes y violaciones a los Derechos Humanos, pese a que el máximo responsable de su ejecución nunca haya sido condenado.

6. Pinochet ha muerto, pero la batalla contra la impunidad no ha terminado. Los abogados de los Derechos Humanos y la Rama Chilena de la Asociación Americana de Juristas se comprometen con más fuerza a continuar su lucha para que en Chile pueda existir una democracia en que impere de verdad el respeto a los Derechos Humanos y se imponga la verdad y la justicia.

Graciela Alvarez Rojas,Presidente

Fabiola Letelier, Vicepresidente

Juan Subercaseaux, Secretario General

Ramón Vargas, Director

Manuel Jacques, Director

Huérfanos 1117, Of. 632, Santiago.
Fonofax 6953223.graciela@entelchile.net

 


Volver arriba

Regresar a la página "Derechos Humanos Al Dia"

   

 

 

 

| Portada Principal | English | Español |